Y ASÍ COMIENZA LA HISTORIA

Érase una vez un pueblo llamado Child Gardens, que había sido fundado para recibir solo a niños…

Allí vivían al principio solo algunos adultos que estaban muy contentos arreglando, pintando y construyendo este lugar, pero también muy ansiosos por conocer a los pequeños habitantes que poco a poco irían llegando.

 Este pueblo había sido pensado para que vivieran en él, TODOS LOS NIÑOS, que quieran aprender muchas cosas y les guste mucho jugar, bailar, cantar, pintar, leer y sobre todo aprender a compartir con amigos sin importar sus diferencias.

 Poco a poco el pueblo fue creciendo: algunos trajeron a sus amigos… otros lo conocieron buscando un lugar para estar… y así el gran Pueblo de Child Gardens construyó más espacios para todos los que querían quedarse a crecer aquí